Cargando...
Estás aquí:  Portada  >  Hemeroteca  >  Nacional  >  Aragón  >  Artículo actual

ESO DE LA SOSTENIBILIDAD

   /  18/11/2009  /  Comentar

    Imprimir       Email

El adjetivo sostenible se aplica hoy a las más variadas realidades. Que algo sea sostenible es sin duda importante, por ello yo me pregunto si la España actual es sostenible. La situación se ha agravado con la crisis pero ya venía de antes, quizás desde que los padres de la Constitución pensaron que el sistema autonómico iba a resolver un par de viejos problemas y en lugar de ello crearon otros, hasta un total de diecisiete.

Son muchas las voces que han alertado de que una nación troceada en 17 autonomías con sus respectivos parlamentos, gobiernos, administraciones, tribunales, televisiones, etc. era insostenible. No se trató de organizar una administración más ágil y barata, más próxima a los ciudadanos, sino de reproducir 17 veces al Estado central, llegando incluso a establecer embajadas propias. Se ha destruido la igualdad y la solidaridad entre españoles. Las que tenían una lengua propia se aferraron a ella como signo identitario de una diferencia que tenía que llegar hasta la independencia. Las que no tenían otra lengua, se lanzaron a buscar otras señas bastante peregrinas, olvidando siglos de convivencia. Todas se pusieron a fabricar su memorial de agravios, de victimas, para justificar su derecho a llevarse algo más que las demás o han hecho valer sus votos, en un infame mercadeo, para conseguirlo.

Nadie está dispuesto a terminar con esta situación, los nacionalistas porque disfrutan del poder en su autonomía y de su posición, tantas veces decisoria, sobre los demás y los partidos nacionales porque además de poder del Estado se reparten el de las distintas autonomías. Todo ello trufado de corrupciones y corruptelas sin un control judicial independiente y con un nefasto sistema electoral que pone todo el poder en manos de las cúpulas partidarias, cada vez más alejadas de los ciudadanos que se limitan a votar de vez en cuando, sin ningún control sobre los que dicen representarlos.

Antes o después todo este sistema tiene que venirse abajo. La crisis económica y el creciente endeudamiento de todas las administraciones pueden quizás acelerar el derrumbe.

Los dos sistemas básicos del estado de bienestar, el de salud, transferido a las comunidades autónomas y el de pensiones, que afortunadamente sigue centralizado, están igualmente amenazados de insostenibilidad. El de salud porque cualquier servicio que se oferte a coste cero para los usuarios, tiende hacia un gasto infinito y el de pensiones, porque cada vez hay más pensionistas y menos cotizantes. La tasa de natalidad  en España está, desde hace tiempo, por debajo del nivel de reemplazo generacional. Situación que se ha gestado con la incitación a una sexualidad irresponsable y la masacre del aborto, bajo las banderas del progresismo.

En esto también nos acompaña gran parte de Europa, empeñada en suicidarse. No es la explosión demográfica de la que hablaba Erlich la que nos hará desaparecer, sino por el contrario, será la implosión demográfica, el derrumbe desde dentro de nuestras sociedades opulentas, mientras que otros pueblos esperan sustituirnos. Los presentimientos de Oriana Fallaci me parecen más realistas que las profecías del extrañamente galardonado Erlich.

Como no sabemos lo que puede ocurrirnos en el futuro, podemos mirar al presente y observar si nuestras Comunidades Autónomas en manos de distintos partidos se parecen demasiado o si, aparte de las diferencias en renta per cápita, que nos ofrecen los ranking al uso, hay Comunidades que gestionan con honestidad y transparencia el dinero de los contribuyentes, si ponen todo su empeño en una educación de calidad, en la búsqueda de la excelencia, en la formación de la juventud para que sean más y mejores personas, si están comprometidas con la vida y ponen todos los medios para que disminuyan los abortos, si en lugar de reclamar más derechos exclusivos están dispuestas a compartir lo que tienen con los demás, si son respetuosos con la libertad de los ciudadanos y no tratan de adoctrinarlos para conseguir sus votos, si cada puesto se cubre en función del mérito y la capacidad y no existen clientelas políticas…

Por favor examinen su propia comunidad autónoma con esta lupa y obren en consecuencia.

Francisco Rodríguez Barragán

 

 TgC_email_35

“Únete a nuestra labor y mándanos tus fotos y artículos”

¿Te vas a quedar parado?

 

    Imprimir       Email

Gracias por elegirnos

  • ElGuadalope.Radio.(G180)

    logoElGuadalope.Es

    Con +2 millones de consultas

    ® T.N.C. 290.177

    www.elguadalope.es

    ©1917 ® 2009 EL GUADALOPE

    Con nuevos retos...

    EuroGlobalMedia
    WhatsApp
    Pincha y escucha... ElGuadalope.Radio.(G180)

    Actualidad, entrevistas, plenos y música 24h. 

  • Opinión lectores

  • Hemeroteca

Te podría gustar...

De la Constitución de 1812 a la de 1978

Leer Más →