Cargando...
Estás aquí:  Portada  >  Hemeroteca  >  Noticias  >  Opinión  >  Con firma propia  >  Artículo actual

Juego sucio

   /  28/02/2010  /  Comentarios desactivados en Juego sucio

    Imprimir       Email

Francisco Rodríguez BarragánCuando Aznar consiguió su segunda victoria electoral y esta vez por mayoría absoluta, se encendieron todas las alarmas en el partido socialista. Para este partido que se cree, falsamente, la quintaesencia de la democracia no podía aceptar que la derecha se afianzara y gobernara. Por ello se emplearon a fondo en desgastar al Gobierno de Aznar, movilizando a la gente a constantes manifestaciones de protesta, ayudados por sus potentes máquinas de agit-pro.

Recordemos el caso del Prestige o el “decretazo”, que después no se atrevió a aplicar el Gobierno o la que se armó por el apoyo de Aznar a Estados Unidos en la guerra de Irak, en pago de su ayuda cuando el incidente del islote de Perejil, del que Europa no quiso saber nada.

Acoso permanente al Gobierno del PP que culminó en aquel desgraciado y aún confuso 11 de marzo y días posteriores, en los que el Gobierno quedó superado por los acontecimientos y el PSOE supo aprovecharlo a fondo para conseguir su victoria al grito de “España no merece un Gobierno que mienta”, eslogan  que no deja de resultar irónico, después de todo lo que hemos visto y oído.

Pero si la derecha había conseguido ganar dos veces, podría hacerlo otra vez, razón por la cual había que eliminarla del juego político objetivo que puso en marcha el Presidente Zapatero desde el momento mismo de su toma de posesión. No podían esperar a la siguiente confrontación electoral sino que tenían que quebrantarlo de forma permanente.

También se alarmaron de las dos victorias seguidas de la derecha los partidos nacionalistas, comunistas, ecologistas y afines. Un Gobierno de derecha con mayoría absoluta podía dar al traste con el lucrativo negocio de ser necesarios para gobernar. Por eso se firmó el llamado Pacto del Tinell en el cual todos se conjuraban para no apoyar nunca al Partido Popular. Curiosamente más que un Gobierno y una oposición lo que tenemos es un Gobierno de oposición a la oposición.

A pesar de la crisis que estaba a la vista, pero que el Gobierno negaba con firme tozudez, Rodríguez Zapatero obtiene una segunda victoria aunque necesitada también de otros apoyos, fáciles de conseguir en el consabido toma y daca, en el que lo que da  no sale  de su bolsillo sino del resto de España. Gracias a este perverso sistema ha conseguido sacar adelante leyes tan estrambóticas e inicuas como el matrimonio homosexual, la educación para la ciudadanía, el aborto convertido en derecho, la memoria histórica y otras lindezas sobre salud sexual y reproductiva e incluso unos presupuestos descabellados. También consiguió que se aprobara el  Estatuto de Cataluña o la autorización, no revocada, para negociar con ETA, que puede desempolvar cualquier día.

Ahora, cuando el paro, la deuda y el desastre económico pueden dejarle con sus vergüenzas al aire echa mano del truco de vocear la necesidad de un pacto con todos los partidos, incluido el PP.  Hasta el más tonto puede ver que con los apoyos que viene teniendo puede gobernar sin necesidad del PP, pero como ahora la cosa es más difícil quiere tener además una red para sus piruetas. Si el PP no pacta y las cosas salen mal, será por culpa de Rajoy que no quiso “arrimar el hombro”. Si pacta o por mejor decir el PP apoya al Gobierno, se hace solidario de los fracasos o será señalado, con el desparpajo que caracteriza al Presidente, como único culpable. De cualquier manera el astuto y fullero jugador que nos gobierna saldrá ganando con vista a las próximas elecciones.

Es curioso que mucha gente no quiera ver esta trampa, avalada por la doblez permanente de Rodríguez Zapatero, y pida que haya un pacto de Gobierno entre los dos grandes partidos para sacar a España de la crisis. Para un pacto de verdad se necesitan dos estadistas honestos que vean más allá de las próximas elecciones, pero no los veo.  Lo único que veo es un permanente juego sucio que nos va deteriorando cada vez más. Hay quien dice que “cuanto peor, mejor” para Rodríguez Zapatero, que sueña con parecerse a sus admirados amigos de Venezuela, Cuba o Bolivia, que quieren mantenerse en el poder de por vida. ¡Dios nos asista! 

Francisco Rodríguez Barragán

28 de febrero de 2010 11:36

    Imprimir       Email
  • ElGuadalope.Radio.(G180)

    logoElGuadalope.Es

    Con +2 millones de consultas

    ® T.N.C. 290.177

    www.elguadalope.es

    ©1917 ® 2009 EL GUADALOPE

    Con nuevos retos...

    EuroGlobalMedia
    WhatsApp
    Pincha y escucha... ElGuadalope.Radio.(G180)

    Actualidad, entrevistas, plenos y música 24h. 

  • Opinión lectores

  • Hemeroteca

Te podría gustar...

La campaña contra la violencia de género

Leer Más →