Cargando...
Estás aquí:  Portada  >  Hemeroteca  >  Noticias  >  Opinión  >  Con firma propia  >  Artículo actual

CONTRIBUYENTES

   /  04/06/2010  /  1 Commentario

    Imprimir       Email

La forma más eficaz para influir sobre las personas es la utilización repetida de determinadas palabras y la cuidadosa exclusión de otras. Sólo parece existir lo que se nombra y lo que deja de nombrarse pierde su presencia entre nosotros. Así está pasando, por ejemplo, con la palabra matrimonio sustituida por pareja que no son la misma cosa.

Otra palabra machaconamente utilizada es la de ciudadanos o ciudadanía para borrar la de españoles, que nos unificaba en un todo reconocible. Pero hoy quiero referirme a otra palabra: contribuyente, el obligado a contribuir con su aportación al mantenimiento de las administraciones públicas. Ningún discurso político comienza llamándonos con esta palabra, que queda relegada a algún pequeño espacio de antefirma en determinados impresos oficiales. 

Estamos en la campaña de la Renta 2009 y buscamos ansiosamente en el borrador la casilla final para saber si hemos de pagar o si tendrán que devolvernos lo que nos cobraron de más, pero apenas meditamos en el contenido de la casilla titulada: retenciones y otros pagos a cuenta para darnos cuenta de lo que llevamos pagado. Quizás nos pasa lo mismo con  la nómina mensual, de la que solo nos fijamos en el líquido a percibir y pasamos por alto los descuentos que nos hacen, que damos por inevitables. 

Ha sido una astuta imposición de la administración el sistema de retenciones mensuales, por el que se obliga a las empresas a actuar de recaudadoras de la hacienda pública, al mismo tiempo que disimula la carga de los trabajadores, de los que cobran a través de nómina, que son la mayoría, en doce plazos mensuales. Con esto el contribuyente no llega a tomar conciencia clara de la cifra con la que contribuye cada año al fisco, que sentiría de otra forma si tuviera que hacer efectiva la totalidad de una sola vez. Si tuviera que hacer el pago anual de una sola vez, se sentiría más contribuyente y por tanto con derecho a exigir de sus gobernantes cuentas claras de lo que hacen con el dinero que ganó con su trabajo. 

Pero no es sólo a través del Impuesto sobre la Renta de las personas Físicas como contribuimos a la voracidad fiscal. Pagamos impuestos por cualquier propiedad de la que seamos titulares y, además, tenemos los impuestos indirectos que gravan todas nuestras compras de bienes y servicios de los que tampoco somos conscientes de la enormidad de su importe al resultar disimulados en el precio que pagamos por cada cosa ya sean alimentos, agua, electricidad, vestido, calzado, desplazamientos, vacaciones, carburantes, etc. en porcentajes crecientes. 

He leído en algún sitio que trabajamos para el Estado la mitad del año. No sé si será verdad, pero sería bueno saberlo. También sería bueno que utilizáramos más a menudo nuestra condición de contribuyentes y encabezáramos nuestros escritos con el nombre seguido de la expresión: “contribuyente con NIF…” y si llegáramos a saber la cantidad total que pagamos en impuestos directos e indirectos en el año anterior, hacerla constar siempre en nuestras relaciones con la administración. 

Llamarnos constantemente ciudadanos, apenas si nos reconoce el parvo derecho a votar cada cuatro años, a unas listas cerradas y bloqueadas que confeccionan las todopoderosas cúpulas partidarias, con lo que damos cobertura democrática a que hagan lo que les parezca durante cuatro años con nuestro dinero. 

Reconocernos a nosotros mismos como contribuyentes quizás nos llevaría a entender que los que pagan, mandan y exigen y piden responsabilidades de lo que se haga con nuestro dinero, más aún cuando están hipotecando nuestros ingresos futuros y los de nuestros descendientes, con una deuda creciente que demuestra la ineficacia y el despilfarro de los que repitieron hasta la náusea lo de ciudadanos y a los que tenemos que recordar que somos contribuyentes. 

Francisco Rodríguez Barragán

    Imprimir       Email

1 Commentario

  1. Ana dice:

    Fantástico texto, [……].

    Un saludo

Gracias por elegirnos

  • ElGuadalope.Radio.(G180)

    logoElGuadalope.Es

    Con +2 millones de consultas

    ® T.N.C. 290.177

    www.elguadalope.es

    ©1917 ® 2009 EL GUADALOPE

    Con nuevos retos...

    EuroGlobalMedia
    WhatsApp
    Pincha y escucha... ElGuadalope.Radio.(G180)

    Actualidad, entrevistas, plenos y música 24h. 

  • Opinión lectores

  • Hemeroteca

Te podría gustar...

El progreso de estos tiempos

Leer Más →