Cargando...
Estás aquí:  Portada  >  Hemeroteca  >  Nacional  >  Aragón  >  Artículo actual

El Guadalope, un río sin agua

   /  03/11/2010  /  5 Commentarios

    Imprimir       Email
www.elguadalope.es

www.elguadalope.es

A menudo me pregunto cómo aceptamos como cosa normal lo que a todas luces  no lo es. Me refiero a la desaparición interesada del río Guadalope a su paso por nuestra ciudad.

leer más…

El desvío del Guadalope formó parte del macro proyecto del pantano de Mequinenza que se llevó a cabo allá por los años 60 del pasado siglo XX, en plena vigencia de la dictadura. A causa de ese aprovechamiento hidroeléctrico  inundaron parte de nuestras mejores tierras y secaron nuestro río Guadalope a su paso por Caspe. Las tierras se expropiaron y pagaron, a precios más bien bajos, pero, y el río. ¿Quién se atreve a fijar el precio por la pérdida del Guadalope a su paso por Caspe? Eso no es posible por no ser cuantificable,  en  tanto que ese expolio  supone un atentado a la Naturaleza que lo puso ahí, sin olvidar, que ese lugar seguramente lo eligieron los fundadores de la incipiente “urbe”, ya que establecerse en la cercanía de un río, fue y es siempre fuente de riqueza. Aplico la calificación como expolio, por habérsenos arrebatado sin derecho, puesto que fue una decisión impuesta sin garantía democrática y sin posibilidad de oposición.

Para ser justo, he de decir que entonces  hubo oposición con manifestaciones en contra del proyecto por parte del pueblo de Mequinenza, pueblo minero con conciencia de clase, que no querían ver parte de su pueblo inundado por el embalse gemelo y simultaneo de Ribarroja.  Los caspolinos  permanecimos calladicos.  Pero ahora hay democracia y no es preciso ser revolucionario para manifestarse y reivindicar en la calle aquello que nos corresponde.

Referente al caso, me vienen a la memoria un par de anécdotas que cuentan los antiguos. Resulta que siendo ministro el Sr. Martín Artajo celebró en Sevilla una asamblea multitudinaria a la que asistían, normalmente, los afines, los de adhesión inquebrantable y algún que otro despistado. Durante su discurso mitinero fue interrumpido con gritos de: Artajo, Artajo, Artajo, a lo que un despistado sevillano, asistente por error, corrigió a voz en grito: “Que ar tajo ni que leche, ar Guadarquiví que ejtá aquí mijmo”.

Hasta puede que sea un chiste malo,  pero lo que sigue parece ser cierto.

Un candidato a diputado conservador en una de sus asambleas por pueblos, debió de confundirse y usó los papeles de lo que había de decir en otro pueblo. El caso es que ofreció a los asistentes al mitin construir un puente, a lo que alguien, levantándose de su asiento le reprochó: ¡para qué queremos un puente si no tenemos río! El candidato no se amilanó respondiendo: pues también os traeré un río!

Bromas aparte, lo cierto es que nosotros no podríamos echar al Guadalope a los responsables de su desvío por dos razones. La primera porque somos gente pacífica y la segunda porque ya no tenemos  el río a mano. En cuanto al segundo caso, sería interesante que algún candidato a diputado de los de ahora, nos ofreciera un río. El puente, es viejo, pero  ya lo tenemos.

Y ahora más en serio. Normalmente, debieron  haber sido los poderes públicos los que, inmediatamente después de restablecerse el régimen democrático,  hubieran propuesto soluciones que, afirmo, son viables, aconsejables, no demasiado caras y además de justicia.

Intentaré fijar cuál puede ser la base de una reclamación en toda regla.

En el momento que se produjo el hecho, la justificación era que ello suponía un bien para  España que soportaba un gran déficit  de energía;  y puesto que la explotación del sistema quedaba en propiedad de una empresa del estado, en consecuencia, los beneficios obtenidos recaían sobre todos los españoles. Concretando, se sacrificaba a Caspe por el bien de España.

Pasó el tiempo y el estado vendió esa empresa, con lo cual el sacrificio de Caspe ya quedó en manos de un particular, para mayor escarnio, extranjero. A partir de ese momento, el sacrificio de Caspe sirve para beneficio de un particular. Lo normal hubiera sido que parte de ese dinero obtenido por la venta de ENDESA volviera a Caspe para reparar el daño causado. Evidentemente no ha sido así.

¿Se imaginan que desde la porteta  pudiéramos ver el cauce del río limpio de cañas y maleza, con sus márgenes, hasta ocupar la extensión histórica que marca la Confederación Hidrográfica del Ebro, repobladas de chopos formando alameda y un caudal ecológico con remansos de agua limpias, trasparentes, como las del Matarraña a su paso por Valderrobres? Incluso volverían las madrillas y demás especies autóctonas.

Pues ese sueño puede ser realidad a un coste asequible, a cargo de quien causó el estropicio. Para ello  es preciso fijar un caudal ecológico exigible en función del derecho histórico de los caspolinos a disfrutar de su río. El precedente ya existe desde el origen de los hechos cuando se fijó un caudal para abastecer las acequias Rimer de Acá y Rimer de Allá, atendiendo el derecho de los regantes.

Bombear ese caudal al final del río, donde está el dique de contención, no supone costo para quien se dedica al negocio del Kw, si tenemos en cuenta que haciendo el bombeo nocturno,  a la empresa explotadora le sale a 0,00 euros el Kw/h., aunque a ustedes les parezca raro.

Afirmo que el retorno del río es posible. Sólo falta que seamos capaces de arrancar esa decisión a quienes deben tomarla.

Mientras tanto, los caspolinos oímos reivindicaciones  tales como  la deuda histórica con Andalucía u otras autonomías, que suponemos  tienen todo el derecho  a reclamar, pero que son originadas mucho después que la nuestra.

¿A qué estamos esperando nosotros? Si nuestros representantes no toman la iniciativa, ¿por qué no la toma el pueblo?

Nono

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

_______________________________________

Artículos relacionados: 

(*)“ALARMISMO INNECESARIO”

(*) El titular puede engañar, la realidad puede superar la ficción.

Con varios contenidos audiovisuales

Publicado: 24 de febrero de 2010

Además de otros publicados relacionados que podrás encontrar usando nuestro buscador de contenidos relacionados con AVEVIR, palafanga, artos o matoral, río Guadalope, zona degradada, etc..

EL GUADALOPE

    Imprimir       Email

5 Commentarios

  1. Alfredo Grañena Gavin dice:

    Muy buen artículo.
    Mis sinceras felicitaciones

  2. juan-gomez dice:

    Estupendo artículo de verdad lo único que te has dejado de comentar es que muchas cosas por no decir todas que nos han pasado, ha sido porque el pueblo de Caspe somos muy (especiales) no tenemos unión, nos gustan que nos lo hagan, no nos gusta dar la cara, no sabemos protestar , nos da miedo el salir a la calle y protestar lo que no nos parece bien o injusto, como hacen en otros municipios, salir a la calle y demostrar que quien manda en el pueblo, son los ciudadanos, no algunos señores que por el hecho de unos votos, que muchas veces ni son suyos que son a cambio de algunos favores, se creen con derecho hacer lo que les parece.

    Repito enhorabuena por el artículo.

    Un saludo

    Juan Gómez

  3. Pilar dice:

    Interesante artículo el publicado con el nombre de “El Guadalope un río sin agua”.
    Nono ha puesto la aguja y el pueblo debiera poner el hilo.
    ¿Quién coserá el roto?
    PILAR

  4. chesus dice:

    Con la cantidad de años que lleva el cauce del rio así de abandonado no creo
    que se atreva nadie a coser el roto.

  5. Nono dice:

    Pues ese es el problema, que nadie se atreve. Pero eso tiene solución si la gente se pone en marcha.

    Cuando se tiene razón no hay que tener miedo. El no, ya lo tenemos; el tiempo es relativo y no debería ser obstáculo ante tamaño atropello.

Gracias por elegirnos

  • ElGuadalope.Radio.(G180)

    logoElGuadalope.Es

    Con +2 millones de consultas

    ® T.N.C. 290.177

    www.elguadalope.es

    ©1917 ® 2009 EL GUADALOPE

    Con nuevos retos...

    EuroGlobalMedia
    WhatsApp
    Pincha y escucha... ElGuadalope.Radio.(G180)

    Actualidad, entrevistas, plenos y música 24h. 

  • Opinión lectores

  • Hemeroteca

Te podría gustar...

El progreso de estos tiempos

Leer Más →