Cargando...
Estás aquí:  Portada  >  Hemeroteca  >  Nacional  >  Aragón  >  Artículo actual

Presentación: “El Verano de la Tormenta” de Amadeo Barceló Gresa…

   /  01/08/2011  /  3 Commentarios

    Imprimir       Email

"La Brigada de la Muerte" dispuso de unos “Centros irregulares de detención” entonces "Checas" en la calle Rosario, número 12 de Caspe.“La noche del 17 de julio de 1936, antes de último pleno municipal de la Segunda República, el alcalde de la Ciudad del Compromiso, Enrique Lasheras, no puede imaginar que una desvastadora tempestad planea sobre Caspe. Se aproximan los días más aciagos de la Historia de la ciudad cuyas consecuencias perdurarán en la memoria colectiva durante generaciones.”

La presentación tuvo lugar a las 21:00 hora el viernes 29, en el salón de actos de APEC, en la plaza Aragón de Caspe, con la presencia del autor, acompañado por Jesús Cirac Febas y por José Luis Ledesma, profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza. 

Para quienes deseen adquirirlo, el libro está a la venta en los siguientes establecimientos:

Peluquería Carlos (C/ Valimaña)                                                                                     Campanillas 1 (C/ Mayor)
Campanillas 2 (Avda. Joaquín Costa)
Prensa Mañas (Portal de Capuchinos)
Aragondisc (C/ Isabel la Católica)
Papelería Sanz (C/ Sta. Lucía)

Antecedentes publicados

El Verano de la Tormenta…

“Por estas fechas hace 73 años”

Dejaron de recorrer estas tierras bajo- aragonesas con “El autobús de la muerte” los asesinos milicianos integrantes de “La Brigada de la Muerte”, conocidos por su labor -que con eufemismo  era tratada de limpieza y justicia- que con pregón al día siguiente  se daba de la matanza se realizara, al mando de la también conocida “La Brigada de las 40 calaveras”  por el numero de sus integrantes, siendo su cabecilla el Cenetista de Sants, Pascual Fresquet , que aquí en Caspe estaba su central del terror en la calle Rosario.

Dejaron tras de si vilmente asesinadas, algo mas de 247 personas de 16 pueblos de Aragón y de las comarcas tarraconenses. Las victimas son siempre el pueblo,  por su credo o convicción,  por  odio o venganza,  por ser creyentes, por envidias  o deudas,  por ser trabajador y dar trabajo o poseer familia e ideología contraria, en definitiva  personas indefensas.

Mucho rencor y odio encontrado, servido a modo de plato de sopa fría que aguarda a un comensal como antesala de un acto de negativa venganza. Aquellos que decían defender la libertad, como sus primigenios de la cueva de los tiempos oscuros que sin conciencia y juicio dieron muerte a tantos, en nombre de la justicia de un régimen oligárquico republicano, órgano gubernamental ya descompuesto, vengativo y visceral.

Estos asesinos brigadistas vengativos que utilizan varias caretas, en este caso su cabecilla era Pascual Fresquet y estaba formada por unos cuarenta milicianos vinculados a la FAI de Cataluña. La Brigada de la Muerte” dispuso de unos “Centros irregulares de detención” entonces “Checas” en la calle Rosario, número 12 de Caspe.

*Encima de cada artículo muestro los enlaces donde hemos extractado la información, que puedes pinchar sobre ellos para ver lo publicado en toda su extensión 

La Vanguardia

La brigada de las 40 calaveras

“El jefe de la Brigada de la Muerte era Pascual Fresquet y procedía de la CNT de Sants”.

“Eran unos cuarenta hombres armados, con la calavera cosida al gorro y al pecho. Oficialmente, eran la brigada de investigación de la columna de milicianos Ortiz, y su trabajo consistía en desenmascarar y eliminar a los fascistas ocultos en la retaguardia”.

“Pero la comisión debió de dar sus frutos, porque la pista de la brigada desapareció a partir de octubre de 1936”.. “la mirada objetiva, periodística y desacomplejada de un joven treintañero en torno a la Guerra Civil”, “más allá de los prejuicios y tabúes heredados”.

paisse.blogspot.com

La Brigada de la Muerte

“En el verano de 1936, un autobús de la FAI (Federación Anarquista Ibérica), que lucía amenazadoras calaveras pintadas en su carrocería, hizo un macabro tour por algunas comarcas catalanas y aragonesas. Este vehículo transportaba a la “Brigada de la Muerte”, un pelotón de asesinos que en nombre de la revolución fusilaron a 247 civiles. La primera parada fue Falset, el pueblo natal del autor del libro, Toni Orensanz. En una sola noche fueron asesinadas 27 personas.´

Sus víctimas fueron militantes fascistas, curas, propietarios, católicos, gente de la derecha y cualquiera que apareciera en las listas que alguien confeccionaba para ellos. Asesinatos cometidos en nombre del progreso y la revolución. El líder de esta orgía homicida fue Pasqual Fresquet, descrito como un personaje brutal, inhumano, bebedor y violento. Hoy sería considerado un criminal de guerra. Tras la guerra, completó su negro currículum con acciones criminales en el sur de Francia, con atracos de bancos y asesinatos de gendarmes incluidos”.

lacomunidad.elpais.com

La Brigada de la Muerte

En 1936 en la capital catalana y alrededores apareció el “autobus de la muerte”. Un vehiculo pintado con calaveras y que transportaba a 40 hombres del sector más radical de la FAI (estos también llevaban pintado el símbolo de la calavera en el gorro y el pecho). Durante tres meses se dedicaron a ir de pueblo en pueblo limpiándolos de fascistas. Toni Orensanz en su libro: “L’òmnibus de la mort” (ed. Ara llibres), nos cuenta el paso de dicha caravana por su pueblo (Fresquet).

“En septiembre de 1936 se presentaron los brigadistas de la muerte en un autobús pintado con calaveras y en una sola noche mataron a 27 personas de derechas. Me llamó la atención que se desplazaran en autobús, lo que significaba que también cometían desmanes en otros lugares, y que al día siguiente el cabecilla del grupo hiciera un pregón para justificarse. Hablaba de hacer justicia, y usaba el eufemismo de la limpieza”.

El jefe de dicha Brigada era Pascual Fresquet, de la CNT de Sants. En un primer momento eran una brigada de investigación que tenían la misión de desenmascarar a los fascistas de la retaguardia. Evidente se excedieron en su labor.

Este exceso provocó que los miembros de la CNT en Barcelona llamaran a Fresquet para investigar sobre su actuación. La comisión (a pesar de no condenarle a muerte -cosa que sí que hicieron en otros excesos revolucionarios-) logró su objetivo ya que a partir de octubre de 1936 no tenemos más datos de la tristemente famosa: Brigada de la muerte.

Pdta: Toni Orensanz durante la investigación para el libro descubrió que una de las personas que acompañaban a Fresquet en el balcón del Ayuntamiento el día siguiente a la matanza era su abuelo. Claro ejemplo de la ley del silencio que se autoimpusieron muchos de nuestros antepasados ya que este hecho fue silenciado por su familia.

PDta 2: Las declaraciones del autor del libro están sacadas de una entrevista que le hicieron en “La Vanguardia”.

Mucho rencor y odio encontrado, servido a modo de plato de sopa fría que aguarda a un comensal como antesala de un acto de negativa venganza. Aquellos que decían defender la libertad, como sus primigenios de la cueva de los tiempos oscuros que sin conciencia y juicio dieron muerte a tantos y que con el nombre de “La brigada de las 40 calaveras”, “El autobús de la muerte”  o “Brigada de la muerte” .

Las victimas son siempre el pueblo,  por su credo o convicción, odio o venganza,  por creyentes, por envidias  o deudas,  por ser emprendedor y dar trabajo o poseer familia e ideología contraria, en definitiva  personas indefensas.

lavanguardia.es “La Brigada de la 40 calaveras”

elpais.com “Tras La Brigada de la Muerte”

lacomunidad.elpais.com “La Brigada de la Muerte”

paisse.blogspot.com “La Brigada de la Muerte”

wikipedia “La Brigada de la Muerte”

1936-1939.com “Causa General”

    Imprimir       Email

3 Commentarios

  1. Amadeo dice:

    Escribo estas líneas porque no quisiera que nadie construya una visión equivocada sobre el papel que desempeñó dentro de la Guerra Civil en Caspe (y en la páginas de El Verano de la Tormenta) la Brigada de la Muerte y su paso por Caspe.

    En realidad, existen dudas fundadas al respecto, particularmente en cuanto a los asesinatos atribuidos al grupo de Fresquet en nuestra ciudad.

    Ni siquiera existen fuentes fiables en cuanto a la participación directa de los hombres de Fresquet en los óbitos del verano del 36 en Caspe, como sí ocurre en otras localidades cercanas. Por ello no he contribuído al “engorde” de un falso mito local. Por ello en las páginas de El Verano de la Tormenta el protagonismo de la Brigada de la Muerte es casi efímero.

    No obstante, para profundizar en el tema recomiendo la lectura de El Omnibus de la Mort de Toni Orensanz, Los días de llamas de la revolución de José Luis Ledesma y el capítulo “agosto” de El Verano.

    Aprovecho para agradecer a El Guadalope la amplia difusión sobre todo lo relacionado con la presentación de El Verano de la Tormenta.

    Un saludo

    • Ciceron dice:

      Me gustaría contactar con usted
      Soy familiar de una de las victimas
      Quiero iniciar una investigación para dar con esos nombres del grupo

  2. Sole dice:

    El libro está realmente interesante.
    Me lo recomendaron y la verdad es que es un trabajo muy serio
    felicitaciones al autor y editores.

Gracias por elegirnos

  • ElGuadalope.Radio.(G180)

    logoElGuadalope.Es

    Con +2 millones de consultas

    ® T.N.C. 290.177

    www.elguadalope.es

    ©1917 ® 2009 EL GUADALOPE

    Con nuevos retos...

    EuroGlobalMedia
    WhatsApp
    Pincha y escucha... ElGuadalope.Radio.(G180)

    Actualidad, entrevistas, plenos y música 24h. 

  • Opinión lectores

  • Hemeroteca

Te podría gustar...

De la Constitución de 1812 a la de 1978

Leer Más →