Cargando...
Estás aquí:  Portada  >  Hemeroteca  >  Noticias  >  Opinión  >  Con firma propia  >  César Valdeolmillos Alonso  >  Artículo actual

La huelga de cabo furriel

   /  15/11/2012  /  6 Commentarios

    Imprimir       Email

“Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora que es la tragedia de no querer luchar por superarla.”

Albert Einstein

Multitudinarias manifestaciones, ocultaron el fracaso de la segunda huelga general convocada por UGT y CC.OO. en el corto espacio de ocho meses. La verdad es que nadie que recorriera las ciudades españolas, hubiera dicho que España estaba sufriendo una huelga general. Siendo muy generosos, diríamos no que fue una huelga general, sino a lo sumo, de cabo furriel.

La verdad es que si Toxo y Méndez fueran algo más despiertos, harían las huelgas en el mes de agosto y así podrían apuntarse la paralización oficial y empresarial de la época, como resultado de la huelga.

Lo que no entiendo muy bien, es que si lo que desean es darle una patada al Gobierno porque están disconformes con su política de austeridad y recortes, el porqué se la dan en el culo de los empresarios, que están sufriendo la crisis y quedándose en el paro como cualquier otro currante, pero sin subsidio de desempleo.

Aunque los que viven de la mamandurria sindical niegan que la de ayer fuese una huelga política, que alguien me explique que significa entonces la intervención del PSOE en pleno y de IU erigida en piquete de ejecución, pero ¿Qué digo? ¿En que estaría yo pensando? En piquete informativo. Fíjense si ha sido una huelga política que hasta el Parlamento de Andalucía y el Consejo de Gobierno de la Junta, cerraron sus puertas, lo mismo que hizo la churrería de enfrente de mi casa. A ver si hay suerte y un día se les ocurre hacer huelga de las bulas y privilegios de que gozan a costa de nuestro bolsillo.

La verdad es que ayer, los españoles, a pesar del cabreo interno que tenemos, dimos una lección de sentido común y moderación. Ni España, ni nuestros bolsillos, están para estas alegrías sindicales, que de haber tenido éxito, nos hubieran costado entre tres y cuatro mil millones de euros. Mucho más productivo hubiera sido hacer una huelga a la japonesa. Claro que en las huelgas a la japonesa hay que hartarse de trabajar y deslomarse el espinazo en señal de protesta y a eso no están muy acostumbrados nuestros liberados sindicales y mucho menos los capitostes que los mandan, que a lo sumo, el mayor esfuerzo que hacen, es salir en los telediarios diciéndole al Gobierno como tiene que gobernar.

Cuando se habla de huelga, todo el mundo admite con un respetuoso comedimiento, que es un derecho constitucional que hay que respetar. Y ¿Quién defiende el respeto que debe guardarse al derecho a trabajar? Ir a trabajar es tan democrático y constitucional como ponerse en huelga. Pero todos sabemos que si durante una jornada de huelga, queremos ejercer nuestro derecho a trabajar y la causalidad hace que nos tropecemos con un piquete… “informativo”, lo más probable es que acabemos en Traumatología, gracias a la contundencia de la «información» recibida por parte del piquete.

Yo entiendo, que cuando los sindicatos verticales —correas de transmisión de la izquierda decimonónica española— ven en peligro su subsistencia por vía de los recortes de las subvenciones, se echen a la calle y planten cara al Gobierno, para seguir defendiendo, en realidad, los privilegios de esa casta parasitaria y trincona que mantenemos por imperativo legal y acojinamiento de los Gobiernos de turno, gracias a cuyo complejo y falta de autoridad, se perpetúa el poder de los ineptos, incompetentes y despilfarradores.

Pero seamos serios. ¿Es que la huelga, como si de una fórmula mágica se tratase, iba a solucionar la crisis? ¿La huelga nos iba a proporcionar el dinero que se pidió prestado para derrocharlo y que ahora hemos de devolver, para revocar los recortes? ¿Es la huelga la que de la noche a la mañana iba a restaurar su actividad a los cientos de miles de empresas que se han cerrado y así contrarrestar los despidos que se han producido? ¿La huelga iba a restituir sus hogares a todas aquellas familias que los han perdido por no poder pagar sus hipotecas?

Es incomprensible cómo una clase social más que privilegiada, que vive a costa del esfuerzo y el sudor de nuestro trabajo, incluso cuando lo perdemos, mantiene en vilo a todo un país.

Es incomprensible cómo tras 34 años de vigencia de la Constitución, aún carecemos de una Ley de huelga que ponga freno al salvajismo de esos piquetes, que además del vandalismo que han protagonizado, han causado 43 heridos entre los miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

Es necesario que sobre la mesa, se pongan los cojines o cajones de autoridad necesarios para acabar de una vez con la dictadura del miedo de los valientes encapuchados que supuestamente integran los llamados piquetes informativos. Esos que por medio de la coacción, la amenaza y la intimidación, van por las calles obligando a quienes tienen el legítimo derecho a trabajar, a cerrar sus establecimientos por miedo a las consecuencias. ¿Qué culpa de los recortes tiene ese pequeño comerciante al que le obligan a cerrar su establecimiento? ¿Qué culpa tiene ese pequeño autónomo que para montar su modesto negocio se ha jugado todo su patrimonio, y al que los piquetes le impiden ejercer su actividad? Y estos son los que se autoproclaman defensores de la libertad. ¿Qué libertad? ¿La de ellos? Esta es la libertad de que gozan unos parásitos que se han llenado los bolsillos a costa del sacrificio de todos los españoles y a cambio, con su política laboral, han situado a España en la cúspide del paro y lo hunden en la sima de la desesperación y la miseria.

César Valdeolmillos Alonso

    Imprimir       Email

6 Commentarios

  1. Carmen dice:

    Increíble esta interpretación de la huelga general. ¡Qué insulto a todos los que, ajenos al mundillo sindical, la secundamos!
    Es normal que, en la interpretación de las cifras de seguimiento, haya diferencias sustanciales. Pero el que no quiere ver el malestar general de la población española que ayer salió a la calle seguramente tiene demasiados prejuicios como para ser objetivo e imparcial. Eso mismo le pasa al gobierno, el actual y el anterior. La misma ceguera les impide ser cabales. Y su intransigencia les aleja del ciudadano normal, de sus estrecheces, de su sufrimiento.
    Claro que siempre nos quedará la ¿alegría? de que algún miembro de la realeza visite nuestro territorio. Siempre habrá alguien que borre los signos de la disidencia, para que ellos vean sólo banderitas españolas.

  2. Hector dice:

    Alarmante artículo que descontextualiza una cita de Einstein “en vez de esto (su supone, la huega)trabajemos duro”, para ofrecernos una solución a la crisis que no se han atrevido a pronunciar ni los economistas menos “keynesianos” ni, siquiera, la troika de la Unión Europea y sus hombres de frac negro. Resulta que para este autor el problema (la crisis) ha venido por “los parásitos (leáse los sindicalistas, así de general) que se han llenado los bolsillos a costa del sacrificio de todos los españoles”. Se entiende el increible razonamiento de este autor cuando más arriba afirma sin temblarle el pulso ” el porqué se ha la dan en el culo (sic) a los empresarios que están sufriendo la crisis y quedandose en el paro como cualquier otro currante….” De los bancos y banqueros (que no es lo mismo) de las grandes fortunas evadidas sin cotizar en lugares opacos y ahora amnistiadas en un agravio comparativo sin precedentes , de éso y de otras muchas cosas que no cita para no alargarme, nada de nada.
    Enfin la ideologia por delante de la realidad, talibalismo ideológico, señor autor. Mire a su alrededor. No se confunda ni pretenda confundir.

  3. Bernardo López de Santa Justa dice:

    Me quedo con la frase de Albert Einstein: “Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora que es la tragedia de no querer luchar por superarla”.
    Manifestaciones, las que hagan falta, penalidades muchas que debemos superar, pero no echemos la culpa a los demás de nuestra propias responsabilidades. Cuando seamos capaces de hacer autocrítica, estaremos preparados para levantar este país y, por supuesto, creyendo en él. La bandera es un símbolo que todos los paises desarrolados en lugar de quemarla la enaltecen para hacerse grandes. Vervigracia: China.

  4. Lectorarticulos dice:

    Permítanme que les diga que precisamente por ser una de las persona de este Pais que siente el malestar general no salí a apoyar la huelga que estos sindicatos convocaron, pues a mí no me representan semejantes esperpentos porque quiero preguntarles algo, digánme ¿que hicieron los sindicaros mientras Zp creaba cinco millones de parados, destruía miles y miles de empresas en España? ¿hicieron algo los sindicatos por los parados? ¿porque no publican sus cuentas? ¿a cuantos consejos de administración de cajas de ahorros que estan en la quiebra y que hemos tenido que reflotar todos con nuestro dinero han arruinado? ¿donde se fueron Mendez y Toxo a comer y que es lo que comieron a costa de nuestros bolsillos? ¿cuanto costo la comida? ¿ porque con este gobierno hacen huelgas y con Zp estuvieron calladitos? ¿como tienen la verguenza que despues de haber aceptado la reforma laboral sin rechistar nada clara para los trabajadores salen ahora con la huelga a quien estan defendiendo?¿Les han hecho pupa los recortes ahora? ¿les gustaba como les huntaba Zp con las subvenciones para que no salieran? Si eso es dar ejemplo,si eso es defender a los trabajadores ..que venga Dios y lo vea¡.Yo ese día lo que no hago es salir a la calle a demostrar mi indignación, porque lo único que desmostraría es ser un BORREGO, SI UN BORREGO CON MAYUSCULAS, saldria otro día cualquiera junto con los trabajadores que como yo nos malsentimos. Pero no con estos fanfarrones que a mi no me han representado nunca. Ni ahora porque salen y antes porque les huntaban para no salir.
    Y al segundo comentarista, Hector, decirle, que bueno,que no se ha enterado muy bien de qué va este artículo y lo que el autor expresa en él. A mi corto entender, creo que da y para mi gusto muy bien su opinión de lo que ha sido esta huelga y sobre todo la nefasta actuación que los sindicatos desgraciadamente vienen teniendo, si usted Hector quiere leer las opiniones de este señor sobre otros temas como la evasión de capitales, el derroche de la adminstración publica, el descontrol y despilfarro de las autonomias, la corrupción de la casta política, los desahucios, la actuación de lols bancos, etc,etc, pues oiga, busque en google, ponga usted : artículos de César Valdeolmillos Alonso y lea sus muchos trabajos que sobre esos temas ya tiene escritos, porque en el tema que le ocupó en esta ocasión era exclusivamente la huelga y los sindicatos…
    Por todo esto, yo estoy totalmente de acuerdo y secundo todas y cada una de las palabra que César Valdeolmillos expresa en este para mí estupendo artículo, tan bueno como todos los que ha escrito y que yo he tenido la suerte de poder leer. Saludos cordiales para todos y para el autor mi más sincera felicitación.
    Lector_articulos.

    • Lectorarticulos dice:

      Quiero pedir doblemente disculpas por el lapsus que he cometido al escribir dos veces la palabra “untaban” con “h” cuando sé perfectamente que untar es sin “h”

  5. jovenlector dice:

    A mi también me parece una muy buena reflexión de lo que ha sido esta huelga. Hablando con gente que salió a manifestarse de marea verde, comentaron que no sabían a que fin se incluyeron en esa manifestación gente con las pancartas y banderas de la república. Es un sin sentido que se mezclen manifestaciones de los trabajadores con otros manifestantes que lo que proclaman es la república y la disolución de este gobierno.
    Tengo una amiga que trabajo en un sindicato, y no ha parado de decirnos a todos que teníamos que ir a la huelga, y yo como joven emprendedor, le dije que no iba a hacer huelga. Para mí, esta huelga llega tarde, si realmente los sindicatos fueran un arma defensora de los trabajadores, hace 6 años cuando el gobierno comenzó con las fuertes reformas laborales, tendrían que haber hecho algo, en lugar de pequeñas manifestaciones cuando en el gobierno ya habían aprobado las reformas. Cuando este gobierno comenzó su andadura, se reunió con sindicatos y patonal y les ofreció la posibilidad de negociar, y durante el período de negociación, no deje de leer noticas en las cuales se decía que el gobierno estaba a la espera de las propuestas de los sindicatos, y después de un tiempo razonable y no haber respuesta, comenzaron los recortes. Y ahora hay que manifestarse???. Lo siento pero no han sabido hacer su trabajo y quieren que ahora les salvemos el culo.

Gracias por elegirnos

  • ElGuadalope.Radio.(G180)

    logoElGuadalope.Es

    Con +2 millones de consultas

    ® T.N.C. 290.177

    www.elguadalope.es

    ©1917 ® 2009 EL GUADALOPE

    Con nuevos retos...

    EuroGlobalMedia
    WhatsApp
    Pincha y escucha... ElGuadalope.Radio.(G180)

    Actualidad, entrevistas, plenos y música 24h. 

  • Opinión lectores

  • Hemeroteca

Te podría gustar...

El progreso de estos tiempos

Leer Más →
A %d blogueros les gusta esto: