Cargando...
Estás aquí:  Portada  >  Hemeroteca  >  Nacional  >  Aragón  >  Artículo actual

Sin ofender a nadie

   /  23/12/2013  /  Comentar

    Imprimir       Email

AÑO XII CASPE 23 DICIEMBRE DE 1928  NUM 529 -El Semanario EL GUADALOPE, ya había dejado atrás su primera década de existencia consolidándose cómo la prensa escrita más emblemática de nuestra tierra, con varios asiduos centenares de ávidos lectores necesitados de buena información, literatura y opinión.

Hoy, en la era digital de las nuevas tecnologías de la información, son incontables miles de internautas quienes lo consultan. Cuenta con más de 4.000 amigos, más de 1.800 suscriptores y a la fecha más de 1.837.800 visitas. Contamos y seguimos manteniendo el mejor reconocimiento, nuestros lectores. Nuestra fortuna y mejor fuerza.

Era la semana 51 del año 1928  -día, 17  al 23 diciembre de 1928-, y EL GUADALOPE  fiel a su cita del domingo, 23 de diciembre de 1928, con su número 529 de su año XII.

Nacieron en Caspe: Agustín Manuel Fillola García, Asunción Tena Fecé y Tomás Fillola Estruga. Matrimonios : No hubo. Defunciones: Encarnación Rivas Guiu, soltera, con 31 años de edad; Concepción Navarro Guerrero, soltera, con 62 años de edad; Ramona Ibáñez Román, viuda, con 80 años de edad; y Pilar Morales Ezquerra, casada, con 50 años de edad.

Caspe, Ciudad del Compromiso, hace 95 años..

EL GUADALOPE – AÑO XII  CASPE 23 DICIEMBRE DE 1928   NUM 529 –

Sin ofender a nadie

Emilio Tapia Fernández No podía sospechar que lo publicado en el número anterior de EL GUADALOPE, bajo el título de La Escuela de Olivicultura, diese lugar a quejas que envolviesen la amargura de unas molestias que no quisimos causar y cuyas represalias, por tanto, consideramos inmerecidas cual injustas.

No ignoraba EL GUADALOPE cuanto se dice respecto a las gestiones practicadas para la instalación en Caspe de una Escuela de Olivicultura; y lo prueba que decimos en aquel escrito: «Hace unos meses fué una comisión de fuerzas vivas de nuestra población, a Madrid, representando las entidades más importantes de la misma y ENTRE LOS MUCHOS ASUNTOS A GESTIONAR, fué uno de ellos la instalación de una Escuela de Olivicultura…»

Y copiábamos a continuación el articulo de «Tierra Baja», sobre el particular.

Hasta ahora no vemos la razón para una queja por falta de información de lo que por Caspe se trabaja, como no sea el pretexto para llegar al fin, donde se duda del amor y apoyo que a la Ciudad ofrecen, los que se dicen Caspolinos, solo porque en Caspe nacieron.

Esto es inadmisible y, sólo, los que de sí y sus intenciones dudan, pueden hablar de los demás en tal sentido.

AÑO XII CASPE 23 DICIEMBRE DE 1928  NUM 529 -Sin ofendera a nadie-En primer término conviene recordar que EL GUADALOPE fué quien primero lanzó la idea de establecer en Caspe la Escuela de Olivicultura, ampliando su objeto en la denominación de «Campo de experimentación agrícola» y que en sucesivas ocasiones, antes que ésta, siguió propiciando la conveniencia de laborar en tal sentido.

En segundo lugar sepan mis convecinos que lo ignoren que también, como otros, siento la envidia de no haber nacido en Caspe, pero ello no ha servido nunca de razón para sentirme preterido, ni creerme sospechoso al ofrendar a Caspe cuantos medios para su bien estaban en mis manos a sabiendas alguna vez, que no habían de serme agradecidos y de ello tiene pruebas recientes el actual Alcalde de Caspe, pero es precisamente porque ni este o aquel, aún multiplicados, son Caspe y he dado al que considero mi pueblo por vínculoss más fuertes que el acto de nacer, sin esperar gratitud, que de quien y como recibida, es premio insuficiente al lado de la satisfacción de haber contribuido con desinterés y ahogando propias pasiones al bien del pueblo que tengo por mío. Caspe es para mi algo más que el pretexto de un afecto sobre el que asentar ambición o vanidad pasajeras.

No he nacido en Caspe, pero me siento tan hijo de el, que no renuncíaría serlo aunque tal titulo se me negase. ¿Qué importa el momento y hecho de nacer, ante lo que supone para mi, Caspe, cuna y sepulcro de mis padres, lugar donde nacieron mis hijos, suelo que me dá el sustento?. Es mucho Caspe, para que quepa en uno, diez o veinte pechos, cuyos achaques pretendan hacerle sentir como ofensas mías.

Escrito está y no con tinta más o menos cara o agradecida mi amor a Caspe, cuya población no es masa inerte que la potencia de una palanca circunstancial pueda mover en un sentido por el que haya de seguir su marcha. La opinión, libre ante la verdad, juzgará a todos sin necesidad de impulsarla este o aquél contra uno u otro.

Me recuerda lo sucedido un muy distinto proceder empleado en circunstancias análogas.

Son esas las que con motivo del ferrocarril Teruel – Lérida, soporte frente al deseo más o menos sano de los que pretendían ahogar los entusiasmos y labor de pueblos interesados en que les alcanzase el trazado de aquella línea.

No creí entonces que en mi deber y papel de representar a Caspe,  estaba el de adjudicar como censuras a la ciudad las justas o injustas a mi gestión dirigidas que, a su modo, podían ser estimulo en la consecución del beneficio apetecido y conveniente. No vi la necesidad de defender a Caspe, que solo mi soberbia o necedad podían confundir, considerándolo incluído en el patrimonio de cualidades personales discutidas como beneficiosas o perjudiciales a la población.

En nuestro comentario tras el artículo copiado de «Tierra Baja», ni aún esas observaciones se hacían y tan solo confiados esperando, nos sorprendía dolorosamente, como es natural que Alcañiz se regocijase por estimar conseguido lo que para nosotros queríamos.

¿Qué no tiene fundamento aquél regocijo?. Sí, en absoluto pese a todas las negativas más ligeras que nuestro comentario hecho al amparo de afirmaciones que caballerosamente no podíamos poner en duda, y no han sido desvirtuadas.

Está bien claro en aquel artículo en que, Alcañiz por su Alcalde y por este «Tierra Baja». habla de la Confederación del Ebro y Diputación de Teruel cosa en absoluto distinta del Estado. El comentarista que ignoraba esta independencia de organismos para poder fundar cada uno su Escuela de Olivicultura no podía suponer igual ignorancia en los demás que debíeron como lección aprovechable y para satisfacción de todos deshacer el equivoco para que cada uno quedase en el buen lugar que para honra de Caspe todos deben estar.

Porque han de saber nuestros lectores que nada tiene que ver el asunto favorable a Alcañiz con el que a nosotros interesa.

Aquel, cuya solución festejaba fundada y oportunamente Alcañiz corresponde a los presupuestos de la Confederación del Ebro.

Este que a nosotros interesa depende directamente del Estado. Esta duplicidad de propósitos, favorece indudablemente nuestro legítimo deseo, pues no es de presumir que optando Alcañiz por el plan y consignaciones de la Confederación, alcance en sus ofrecimientos al Estado, si los ha hecho, las condiciones en que Caspe se ha colocado; y aunque las igualase o superase no es de creer que Confederación y Estado instalen cada una su Escuela de Olivicultura en la misma población quedando la otra sin ninguna.

Y firme en mi propósito invariable por si mi intención expuesta oportunamente, para que llegase a conocimiento de quien corresponde permanece oculta o ignorada, conocida de los prestigiosos Ingenieros Señores Aranda y Lapazarán a cuya amabilidad debo algunos detalles de esta información, por Caspe y para Caspe sin averiguaciones de parentesco cuanto tengo que supone más de lo que valgo está a su disposición.

Emilio Tapia

EL GUADALOPE – AÑO XII  CASPE 23 DICIEMBRE DE 1928   NUM 529 –

Felicidades en las presentes Pascuals y año de 1929

    Imprimir       Email

Gracias por elegirnos

  • ElGuadalope.Radio.(G180)

    logoElGuadalope.Es

    Con +2 millones de consultas

    ® T.N.C. 290.177

    www.elguadalope.es

    ©1917 ® 2009 EL GUADALOPE

    Con nuevos retos...

    EuroGlobalMedia
    WhatsApp
    Pincha y escucha... ElGuadalope.Radio.(G180)

    Actualidad, entrevistas, plenos y música 24h. 

  • Opinión lectores

  • Hemeroteca

Te podría gustar...

El progreso de estos tiempos

Leer Más →