Cargando...
Estás aquí:  Portada  >  Hemeroteca  >  EL GUADALOPE  >  Artículo actual

Una revolución distinta

   /  01/06/2014  /  Comentar

    Imprimir       Email

Francisco Rodríguez BarragánAl igual que todos he quedado sorprendido por el resultado electoral de una candidatura que ha obtenido millón y cuarto de votos y cinco escaños en el Parlamento Europeo con un programa de alto riesgo, si es que llegara alguna vez a ponerse en práctica, una palabra ariete: “Podemos” y la cara de su líder.

Este exitoso experimento se presenta, según dicen, para canalizar políticamente la ira de todos los indignados que vienen expresando su malestar desde hace algún tiempo con acciones a veces pacíficas y a veces violentas por parte de grupos que destrozan el mobiliario urbano, incendian los contenedores de basura, atacan a determinados establecimientos y agreden a la policía con eficaces técnicas de guerrilla urbana.

Pienso que hay motivos para la indignación de mucha gente, pero no creo que atizar el odio y el enfrentamiento vaya a traernos una justa solución de los problemas laborales, económicos, financieros y políticos que requieren el esfuerzo y la colaboración de todos para salir de una situación difícil y sin perjuicio de exigir responsabilidades a quienes la hayan causado.

Es peligroso alentar aspiraciones revolucionarias para establecer utopías que terminan en nuevas y peores injusticias, como podemos comprobar no solo por la historia sino por la realidad de las revoluciones que están ante nuestros ojos, aunque haya iluminados que les parezcan envidiables.

Pero otra revolución es posible, se llama conversión. Es necesario que los que odian dejen de odiar y amen a su prójimo, los que roban y estafan devuelvan lo robado y se dediquen a buscar el bien común, los que quieran ser líderes que sean lo últimos y servidores de todos, que los que mienten y manipulan busquen con ahínco la verdad, que todos busquemos la justicia dentro de nosotros mismos más que en los juzgados, que trabajemos por la paz y corramos tras ella.

Seguro que pensarán que lo que digo es otra utopía inalcanzable pero creo que el amor es más fuerte que el odio, más capaz de transformarlo todo, basta con estar dispuesto a ello con humildad y la ayuda de Dios y su misericordia infinita no faltará, como tampoco faltará la persecución, el insulto y la burla de los beneficiarios de la injusticia o de los soberbios que aspiran a imponer un orden nuevo sin Dios, que siempre resultará contra el hombre. Eso ya estaba anunciado en el evangelio, pero prefiero ser perseguido por mi fe que serlo por delincuente o por guerrillero urbano de los que esconden su cara para destruir, incendiar o apedrear a la policía.

Un verdadero cristiano, Francisco de Asís, que pedía a Dios llevar amor donde hubiera odio, perdón donde hubiera ofensa, unión donde hubiera discordia, luz donde hubiera tinieblas, verdad donde hubiera error, alegría donde hubiera desesperación, porque dando se recibe, perdonando se es perdonado, muriendo se resucita a la vida eterna.

Que con las ideas de Francisco no se arregla el mundo, podrá parecer lógico, pero la lógica es un invento humano, mientras que el amor al prójimo y la oración son inventos divinos al alcance de todos, pocos o muchos, que se decidan a ser sal de la tierra, luz del mundo, levadura en la masa. Los cristianos podemos.

Francisco Rodríguez Barragán

    Imprimir       Email

Gracias por elegirnos

  • ElGuadalope.Radio.(G180)

    logoElGuadalope.Es

    Con +2 millones de consultas

    ® T.N.C. 290.177

    www.elguadalope.es

    ©1917 ® 2009 EL GUADALOPE

    Con nuevos retos...

    EuroGlobalMedia
    WhatsApp
    Pincha y escucha... ElGuadalope.Radio.(G180)

    Actualidad, entrevistas, plenos y música 24h. 

  • Opinión lectores

  • Hemeroteca

Te podría gustar...

El Caspe del pasado…

Leer Más →