Cargando...
Estás aquí:  Portada  >  Hemeroteca  >  Noticias  >  Opinión  >  Con firma propia  >  Artículo actual

Luz para el olvido

   /  08/01/2015  /  2 Commentarios

    Imprimir       Email

Luz para el olvidoDe Melilla a Paracuellos (1922-1936)

Itinerario del capitán médico Luis María Alonso Alonso.

Los acontecimientos que durante el primer tercio del siglo XX se produjeron en el Protectorado español de Marruecos, especialmente los de aquel trágico verano de 1921, en el que tras la retirada de nuestras tropas en Anual murieron más de diez mil soldados españoles, cambiaron el rumbo de la historia de España. Estos sucesos tuvieron unos antecedentes y unas consecuencias, que son la trama que la autora  emplea para rescatar del olvido la figura de su padre el Capitán Médico Luis Maria Alonso, y también las de los médicos,  enfermeros y sanitarios, que en aquellas  circunstancias dieron lo mejor de sí mismos.

La apasionante aventura de este médico militar en el Hospital Docker de Melilla, en el que se inicia en la Psiquiatría científica, cuando esta disciplina estaba en sus albores en España, pasa a través de estas páginas, lo mismo que la ingente labor de nuestros médicos militares  por la erradicación de las enfermedades endémicas, especialmente del paludismo, y que será el escenario de una incesante labor sanitaria, la más exitosa e incuestionada de la obra civilizadora de España en Marruecos.

Al fin el estallido de la Guerra Civil que encontrará en Madrid al Dr. Alonso, convertido ya en Especialista en Neuropsiquiatría, que  acabará con su fecunda y prometedora vida en las fosas de Paracuellos.

Con documentación inédita  la autora reconstruye los escenarios que en Madrid determinaron  nuestra gran tragedia, durante los tres primeros días del conflicto.

“LUZ PARA EL OLVIDO”

Autora: María Luisa Alonso Montalbán

Editorial: Buena Tinta, librería on line Ocio Hispano.

Precio: 20 euros, en papel, y en e-book 6.99 euros.

Capitan Luis María Alonso AlonsoDon Luis María Alonso Alonso

18 de Agosto de 1923

Territorio de Melilla. Real Orden de 1 de mayo de 1925 (Diario Oficial núm. 98, de 5 de mayo de 1925)

Méritos:

Según dicha Real Orden, en el Empleo de Capitán Medico, alcanzó y le fue concedida la Medalla Militar individual “como premio a su distinguido y valeroso comportamiento en el combate del día 18 de agosto de 1923 en Melilla, al que asistió con las Fuerzas del Tercio, destacando su actuación de un modo excepcional, evidenciando valiosas dotes, curando a los heridos en las mismas guerrillas y dando en todo momento pruebas de inteligencia, elevado espíritu, entusiasmo y valor personal”.

Sus Jefes y compañeros

Antonio Vázquez Bernabeu

Compañero de promoción, en la Academia de Sanidad Militar. Laureado por su actuación en la Loma de los Árboles, el 16 de junio. También fusilado por los milicianos del frente Popular en Paterna. El Hospital militar de Valencia lleva su nombre y una placa conmemora su gesta.

Pedro Álvarez Nouvilas

Alumno en el segundo curso que se celebró en la Escuela de Psiquiatría, y Jefe Clínico en la Escuela, durante el curso 1932-34. También discípulo del Dr. Santos Rubiano Herrera, fué junto Luis Alonso Alonso uno de los estudiosos de la Introducción de la Psicología Científica en el Ejército.
Era Director del Hospital Psiquiátrico Militar de Málaga, en el inicio de la Guerra Civil y prestó sus servicios en el bando republicano. Al terminar la guerra fué separado del Ejército. Se exilió a Méjico.

José Velasco Escassi

Al terminar la guerra fué separado del Ejército. No tuvo que exilarse. Pidió destino en el Cuerpo de Médicos de Prisiones, en el que tuvo puestos destacados, llegando a ser Jefe de los Servicios de Sanidad del Cuerpo Facultativo de Prisiones. Conservó la Sociedad Médica formada con su compañero Luis Alonso. En 1946 fué amnistiado pasando a la situación de retirado con el empleo de Capitán Médico.

Aureliano Álvarez Coque

Diplomado de Estado Mayor en 1910. En 1924 asumió el mando de la Mehal-la Jalifiana de Tetuán. En 1930 se traslada a la Península, y en 1931, es destinado al Estado Mayor del Ministerio de la Guerra. En la Guerra Civil, tuvo el mando militar republicano de Toledo, e inició el asedio a su Alcázar. Bajo el mando del General Miaja, dirigió el sector Moncloa-Rosales en la Defensa de Madrid. En 1939 se exilió a México. A su muerte el Gobierno de la II República en el exilio le concedió el empleo de General de Brigada.

********_ _ _********

La liberación de Tifaruin

22 de agosto de 1923

Liberación TifaruinEn la posición de Tifaruin su guarnición estaba cercada y muy escasa de víveres y municiones. La Columna del Coronel D. Enrique Salcedo, tiene por misión socorrerla; Entre las unidades que van a participar en esta acción se encuentran tres Banderas del Tercio al mando del Teniente Coronel Franco. Operación imprescindible, ya que Abd-el Krim no descansa, y prepara su ataque, ante el fracaso de Tizzi-Assa. Los cerca de nueve mil rifeños, que la cercaban, van a ser desalojados de sus posiciones.

El gran protagonista en este inolvidable episodio será Franco. La defensa era a vida o muerte. Los recursos de los sitiados se agotaban (víveres, municiones, y sobre todo, agua.)

La prensa local, y también la nacional se hacen eco de esta situación que consideran muy seria.

“Nos encontramos ante unas harkas rifeñas envalentonadas y dotadas de toda clase de elementos de combate, y por tanto de no destruir su poderío en los primeros combates, se nos ofrece la perspectiva de una dura campaña. Todos los informes que nos llegan del campo coinciden en que frente a nuestras líneas avanzadas, hay miles de rifeños haciendo tanteos, para descubrir el punto débil por el que atacar a fondo .El día 15 de agosto la guarnición de la posición de Tifaruin observa que todas las alturas se encuentran ocupadas por el enemigo”.

La zona neurálgica se desplaza al triángulo Sidi-Messaud-Tifaruin –Afrau. La harka no cesa en su actividad sobre Tizzi-Assa El Cuartel General se establece en Dar-Quebdani.

Los días 17 y 18 de agosto se intenta romper el cerco sin éxito. El 18, se libra un terrible combate, en las proximidades de Sidi-Mesaud, para tratar de aprovisionar la posición. Los rifeños atacan a fondo y las tropas desfallecen. Los oficiales las alientan diciéndoles que si se defienden los moros no podrán apoderarse de ella. Continúan resistiendo, la situación se agrava. El hedor de los mulos muertos es insoportable. Las penalidades insufribles.

Las tropas estaban “desmoralizadas”, sufrían bajo un sol inclemente, el tormento de la sed, el periódico ABC relata que en los guisos, se suprimió el agua sustituyéndose por el líquido de las latas de conserva. El hielo y la fruta que arrojan los aviadores caen dentro de la posición .Al fin el Alférez Topete, su heroico defensor recibe un papelito que le arrojó un piloto, y que decía entre otras cosas. “Tened un poco de paciencia. Ya ha llegado Franco desde Tetuán”. El día 21, los oficiales reunidos acuerdan a propuesta de Topete, aguantar hasta el límite, y al final, si ya no pueden más, volar la posición, según relata el ABC. El día 22 al fin es liberada. Los legionarios al entrar dieron sus cantimploras a los sitiados que estaban sedientos.

La actuación inteligente y brillante de Franco salvó muchas vidas. Las bajas, disminuyeron a un 10%.

También participa en la liberación de esta posición el Teniente Coronel Pozas Perea, al mando del Grupo de Fuerzas Regulares Indígenas de Melilla, y se le concede por su actuación la Medalla Militar Individual.

En este rudo combate de nuevo se distingue en la dedicación a su misión como facultativo igual que en los anteriores, así lo valora su propio Jefe en la descripción que de ella hace, y que se transcribe en las líneas que siguen. “en cuya acción además del cumplimiento de su misión facultativa, en los puestos inmediatos a las guerrillas, demostró gran valor, energía y espíritu militar en los críticos momentos de auxiliar a su Jefe, para restablecer el orden en tropas desmoralizadas, retirándose con él, en el último lugar, por lo que dicho Jefe (Coronel D. Enrique Salcedo, que mandaba la Columna), le citó como muy distinguido, y le significó como merecedor de una alta recompensa, que bien pudiera ser la Medalla Militar”.

El Capitán Medico Alonso participa en estos combates, encuadrado en una unidad de élite, el Tercio de Extranjeros; su tropa es toda voluntaria, saben a que han venido, quieren ser los mejores. Pero también trata y atiende a soldados de reemplazo, que integran las unidades que guarnecen las posiciones que son liberadas o coinciden en acciones en que está la Legión. Estos soldados de reemplazo sufren todas las durezas de una guerra, a la que van obligados y que ellos no entienden, ni pueden entender. Un 80%, son analfabetos. ¿Qué representaría para ellos la Patria y sus intereses? No habían sido bien instruidos, casi sin saber manejar bien un fusil, bajo el implacable sol africano de agosto, sedientos y llenos de parásitos. Describen el campo de batalla “como un infierno de fuego y acero”. ¿Qué podría importarles la colonización de África, cuando los rifeños, estaban mejor alimentados y pagados que ellos?

Al soldado peninsular, lo describían también los médicos, con un aspecto lastimoso “pequeño, desgarbado, anémico y desnutrido” Los rifeños, (que los despreciaban) les inspiraban terror. Sentían el miedo a la muerte, a caer heridos, en aquellas tierras tan extrañas para ellos y lejanas a la suya. Recordarían sus campos, trabajos y familias abandonados, y se preguntarían, ¿Qué hacemos aquí? ¿Qué valen nuestras vidas? Estas son las tropas que este oficial médico tuvo que encauzar, animar y organizar en esta ocasión, para que no cayeran en manos del enemigo, y fueran capaces de defenderse, lo que consiguió con su inteligencia, entrega, y ejemplo, completando la acción de sus jefes naturales y en ocasiones sustituyéndolos por ausencia de éstos.

En setiembre se le instruye expediente (en uno de cuyos documentos figura la firma del entonces Teniente Coronel Franco) para la concesión de la Medalla Militar, que le será concedida, y de la que se hará eco la prensa local, y que años más tarde, cuando Marruecos se pacifique definitivamente, le impondrá el Rey. También en setiembre se produce la Dictadura Militar de Primo de Rivera, que suspende la Constitución de 1876, y que relega el expediente Picasso al olvido definitivo, y “libera” a la segunda Comisión de Responsabilidades de su cometido.

El día 8 de setiembre, marcha a Dar-Quebdani. Pernocta y queda de guarnición. A continuación a Dar-Drius campamento que fue arrasado en 1921 donde queda también de guarnición, hasta noviembre, que se desplaza al campamento de Ben-Tieb, que pasará a la historia por su comentada comida, con el Jefe del Gobierno, General Primo de Rivera, y en la que se produjeron incidentes entre éste, y el Jefe de la Legión Teniente Coronel Franco, y su divergencia a causa de los planes que el General expuso sobre el giro de la política gubernamental en África, en principio abandonista, pero que al fin terminó con una victoria militar.

También en este año, se van a producir acontecimientos importantes, tanto en Marruecos como en la Península.

Unamuno será desterrado a Fuerteventura, sus críticas, que empezaron tras el Desastre de Anual, han arreciado. Aprovechará el destierro no sólo para el descanso y el conocimiento de la Isla, sino para el contacto y propaganda de sus ideas con periodistas franceses, que ayudarán a su traslado o fuga a Francia, de donde volverá más tarde con la aureola de su valentía e independencia frente al poder político.

María Luisa Alonso Montalbán

________________

Relacionado: 90 aniversario del combate de Tizzi Azza

    Imprimir       Email

2 Commentarios

  1. Luis Meléndez dice:

    Recomiendo este libro, sin duda debería ser leído por todos los españoles, quienes deben conocer la historia de España. Lo recomiendo por que es una gran obra que cautiva al lector desde el inicio

  2. […] de la disciplina de Psiquiatría en la Sanidad Militar. En la web se puede comprar, leer una reseña y un fragmento, o seguirlo en un grupo de […]

Gracias por elegirnos

  • ElGuadalope.Radio.(G180)

    logoElGuadalope.Es

    Con +2 millones de consultas

    ® T.N.C. 290.177

    www.elguadalope.es

    ©1917 ® 2009 EL GUADALOPE

    Con nuevos retos...

    EuroGlobalMedia
    WhatsApp
    Pincha y escucha... ElGuadalope.Radio.(G180)

    Actualidad, entrevistas, plenos y música 24h. 

  • Opinión lectores

  • Hemeroteca

Te podría gustar...

Si después de la muerte no hay nada ¿para qué amar al prójimo?

Leer Más →