Cargando...
Estás aquí:  Portada  >  Hemeroteca  >  Noticias  >  Opinión  >  Con firma propia  >  Álvaro M. Clavero Cebrián  >  Artículo actual

Con la conciencia muy, pero que muy tranquila

   /  02/02/2015  /  3 Commentarios

    Imprimir       Email

Álvaro M. Clavero CebriánEl pasado 26 de enero aparecía “De O.C.A a O.C.A. ¿y los coloco porque me toca?”, concretamente en la sección “Verdulería” del blog “El Agitador” un libelo firmado por Alberto Lallana Moreno, que por el momento es el último de los que se dedican a mi persona en un tono provocador, agresivo, insultante y por qué no decirlo, persecutorio.

En dicho escrito este caballerete, veterinario de profesión, cuestiona mi contratación en la Oficina Comarcal Agraria de Caspe (O.C.A.) tras superar en su momento un proceso selectivo al que también concurrió él.

Si bien no tengo nada que justificar delante de esta persona –por comprender su estado de frustración al no haber superado las pruebas de acceso-, sí considero necesario precisar algunas cuestiones, por respeto a las otras personas que concurrieron al proceso selectivo, así como al Tribunal calificador, compuesto por funcionarios de la D.G.A. A los que por cierto, no conocía, ni con los cuales tenía vínculo alguno que diera lugar a su abstención o recusación.

Por ello es necesario precisar que esa oferta laboral, a la que concurrimos ambos y otras muchas personas, fue convocada por la Diputación General de Aragón en marzo de 2012. Se trataba pues de un puesto en la Administración Autonómica. Que no local, ni comarcal.

Para desmentir insinuaciones impropias de una persona “con estudios”, apostillo que gobernaba la D.G.A el Partido Popular con el apoyo del PAR, lo que posiblemente no le gusta al Sr. Lallana por posicionamiento público en torno a la izquierda aragonesa; si bien induce a pensar que “esas izquierdas” sí que están acostumbradas a colocar a sus afines de “oca en oca” y, por eso el contenido de su triste artículo.

Alberto Lallana afirma, o cuando menos insinúa que si ocupo el puesto es gracias a que esté vinculado a CPC. Vuelve a errar en sus injustos comentarios, porque la Agrupación Electoral Compromiso Por Caspe, ninguna posibilidad tiene siquiera de convocar plazas de empleos públicos.

Además confunde, no sé si por ignorancia o con mala intención, mi vínculo a la Asociación Cultural Compromiso con la agrupación de electores municipal CPC cuando jamás he comparecido en sus listas electorales. Tampoco estoy afiliado al PAR ni al PP; aunque les deba el mismo respeto que a los demás partidos políticos.

Dicho lo anterior, publicito lo que todos los lectores pueden ver sobre el puesto de trabajo que tanto dolor de cabeza le produce al Sr. Lallana.

Los requisitos exigidos a los candidatos a la misma, como bien señala, fueron publicados, entre otros sitios en la siguiente página: (empleobajoaragon.blogspot.com.es). Con el texto:“Capataz Agrario Comarca de Caspe. Datos de la oferta número: 022012000784. Fecha de inicio: 02/03/2012. Fecha de fin: 08/03/2012. Provincia: Zaragoza. Descripción: Capataz Agrario para control administrativo y de campo de las explotaciones de Comarca de Caspe-Bajo Aragón. Mínimo Bachiller. Datos. Localidad de ubicación del puesto: Caspe (Zaragoza). Duración del contrato: 54 días. Estudios mínimo de Bachillerato. Enviar titulación de estudios escaneado. Tiempo Parcial. Informática a nivel de usuario. Zona de trabajo Comarca de Caspe-Bajo Aragón. Datos adicionales: Enviar CV a ofempleo.caspe@aragon.es con título de estudios escaneado. Requerimientos. Requeridos/Deseables: 3 meses de experiencia en la ocupación. Nivel Profesional buscado: Jefes de Equipo.”

Es muy sencillo observar que los requisitos para dicho contrato de sustitución eran unos estudios como mínimo de Bachillerato e informática a nivel de usuario. Eso es todo lo que fue exigido ahí.

Objetivamente aporté toda la documentación requerida, que obviamente poseía. Y objetivamente si no hubiera reunido los requisitos, no habría sido admitido en el proceso de selección.

Abundando en las tesis de Lallana planteo las siguientes cuestiones:

¿Existe algún impedimento para que una persona aspire a un puesto que no coincida necesariamente con su titulación siempre y cuando reúna los requisitos exigidos? El hecho de que mis desempeños profesionales hayan sido unos, ¿impide que no pueda tener o adquirir conocimientos sobre otros?

Según esa tesis, él mismo, aun con su experiencia en sustituciones en la O.C.A., desempeñó puestos como veterinario. Si es veterinario, siempre según su particular teoría, ¿cómo es que aspiraba a un puesto agrario? ¿Acaso él estaba legitimado moralmente y el resto no?.

El siguiente punto en el que vuelve a equivocarse Lallana es que fuera incluido en el proceso de selección. Si fui incluido es porque reunía los requisitos, y si no fui incluido en la lista en un primer momento ¿no se le ha ocurrido pensar que sería porque el INAEM remitió mi nombre más tarde, pero dentro del plazo, por ejemplo?

Pero siguiendo sus torpes teorías conspiratorias, haré las siguientes preguntas:

¿También estaba presente la larga sombra de la agrupación local CPC en el gobierno de la DGA en 2012? ¿No recuerda que quien gobernada en Caspe era el PSOE?.

Siguiendo sus estridentes teorías, debió ser la larga mano del PSOE la que hizo el milagro para que fuera seleccionado para ese puesto de trabajo. Pero su objetivo no es decir la verdad, se trata simplemente de un pertinaz persecución a todos los que no comulgan con “sus ruedas de molino”. Simplemente eso.

Y profundizando en sus argumentos: si tanto enchufe hubiera habido, ¿no me habría alzado con el puesto en ese momento en vez de casi tres años después?
Si hacemos memoria, y muchos más aspirantes allí presentes pueden atestiguarlo, en la convocatoria había gente que venía del ámbito agrario, y gente que no, que había tenido ocupaciones muy diversas, pero que al igual que Lallana y yo mismo reunía los requisitos exigidos.

El examen se hizo bajo las máximas condiciones de neutralidad y objetividad posibles. Un examen tipo test, corregido con plantilla y con un número de identificación. Sin nombres, ni apellidos ni datos personales. Esos datos personales estaban en el interior de unos sobres sellados, y con el mismo número de identificación. Quienes hayan concurrido a procesos selectivos como la propia Selectividad y muchas oposiciones tipo test de cualquier Administración, sabrán que ése es el proceso.

Pasó algún tiempo hasta que los exámenes estuvieron corregidos y cuando volvimos los funcionarios de la DGA, que no del Ayuntamiento ni de la Comarca, anotaron las puntuaciones en la pizarra del aula, acompañadas del número del examen.

Con los aspirantes allí presentes se procedió a la apertura de los sobres y a la lectura de los nombres. Recuerdo que obtuve la segunda mejor puntuación. La persona que obtuvo la mejor puntuación obtuvo el puesto. Nadie hizo recusación alguna, y eso que los funcionarios lo preguntaron.

Ni siquiera el señor Lallana, que por cierto obtuvo una puntuación que lo dejó muy por detrás de la mayoría de candidatos al puesto; cosa que me extrañó tratándose de una persona “que ya había realizado sustituciones en la O.C.A.” y que antes de entrar en el examen ya parecía el dueño de la plaza. ¿Recuerda el Sr. Lallana cómo se hacían sus “sustituciones”? Pues que lo explique.

Entiendo que para alguien en su situación aceptar que alguien con varios lustros menos y que viniera de otro campo laboral obtuviera en esas circunstancias una puntuación notoriamente más alta puede resultar humillante.

Tal vez porque no quepa en su ego ni en su cabeza que, aun dedicándome a pintar “bellos paisajes agrícolas”, pudiera tener o haber adquirido conocimientos sobre la labor a desempeñar, como sobre otros temas, al igual que hace mucha más gente. En fin, cosas de la vida, eso de arremeter contra todo lo que a uno no le cabe en la cabeza, porque tiene la cabeza muy pequeña, como diría Machado.

¿Cómo fui llamado a ocupar el puesto en cuestión? Muy sencillo. Hubo prejubilaciones y traslados a otras O.C.A.s. El puesto de Caspe quedaba vacante y se utilizó la bolsa de trabajo, llamando al siguiente de la lista en orden de puntuación. Y he aquí que ahí estaba yo. Lo siento Sr. Lallana, si hubiera estado usted me hubiera evitado tener que perder mi tiempo en contestar a sus exabruptos.

Si no hubiera aceptado el puesto, habría corrido al siguiente de la lista, y así sucesivamente. Así de fácil y así de simple.

¿Dónde están entonces los “prebendalismos caciquiles decimonónicos”? Sólo en la mente de un intolerante, incapaz de decir la verdad, por su corrosiva frustración de no haber alcanzado la nota suficiente.

Por otra parte todavía me sorprende la manía persecutoria de Alberto Lallana, tanto como la de otros miembros de “El Agitador”, para dedicarme al menos cinco artículos más o menos directos y llevarles a hurgar e investigar en mi vida privada hasta límites extremos e insospechados (habría que estudiar la Ley de Protección de Datos Personales…)

¿Van a escribir mi biografía, acaso…? No lo sé. Lo que sí sé es que lo suyo parece rozar la obsesión y la paranoia, lo mismo que las “fuentes bien informadas” que informaron al susodicho. ¿Quiénes y de qué? ¿Acaso ha llegado la Inquisición?

La intolerancia y el sectarismo conllevan la putrefacción de la democracia. Por eso he considerado oportuno hacer estas aclaraciones porque la democracia se conquista cada día; entre otras formas dejando en su lugar a quienes manifiestan conductas tan abyectas.

¿Quién es él para afirmar con alegría si poseo o no poseo carnet? “Por si acaso la persona que me acusa fuera uno de tantos envidiosos y maledicentes que andan sueltos por ahí”, yo también me preocupé de repasar el Convenio Colectivo citado. Pues bien, he aquí la definición de capataz que aparece en el citado convenio que muestra Comisiones Obreras en su web (VII Convenio Colectivo .pdf):

“Capataz.- Es quien con la Titulación de Bachiller, Formación Profesional de Grado Superior o equivalente, ejerce la dirección sobre determinados equipos, brigadas o demás personal en general, bajo la dependencia de su superior a la vez que toma parte directa y personalmente en el trabajo. Deberá poseer los suficientes conocimientos técnico-prácticos de su especialidad en relación con los trabajos a realizar en el taller, en la obra, de carácter agrario, abastecimientos, equipos mecánicos, de vigilancia y análogos, así como capacidad de mando. Entre su cometido figurará el ejercicio de la disciplina del personal, la distribución del trabajo, la comprobación de la correcta ejecución del mismo y de los tiempos y materiales empleados, el suministro de datos sobre producción y rendimientos y en particular la formación y capacitación del personal.

El capataz de talleres deberá estar en posesión del permiso de conducir de la clase B o su equivalente.”

Como se aprecia se especifica “el capataz de talleres”. Y eso es lo que está recogido en el Convenio Colectivo distribuido por CC.OO. En ningún caso está la mención de la petición de dicho carnet en la oferta de trabajo publicada (véase la referencia más arriba), ni en el contrato firmado.

Además, tal convenio se refiere a las funciones de “Capataz de talleres”. El puesto se definía como “capataz agrario” y tal como pudo comprobar Lallana en su reciente, acompañada y previsible visita a las oficinas de la OCA de Caspe (29/12/2014) , y dado que en la O.C.A. de Caspe no existe una brigada de trabajadores al que supervisar, mis labores son labores de oficina, atención al público, y ciertos trámites relacionados con asuntos agrícolas, así como asistencia en aquellas materias que sea preciso al personal técnico de agricultura.

Si él hizo sustituciones previas a 2012 como veterinario, y le pidieron el carnet, ésa es otra área que comparte espacio físico en la OCA, pero que funciona de modo independiente a la cuestión agrícola, como bien debería saber.

Así que, señor Lallana y “colegas” de El Agitador, menos caza de brujas, y populismos y paranoias varias, y más trabajar en vuestros asuntos un poco mejor.

Seguro que si os miráis en el espejo y empezáis reconociendo vuestros errores, fallos e imperfecciones, habréis dado un paso importante hasta situaros en el lugar que os merecéis; porque si una cosa ha quedado bien clara es que la mentira además de tener las patas muy cortas también refleja la forma en cómo entendéis la Administración Pública.

No se trata de méritos y capacidad, para vosotros sólo existe el clientelismo en que habéis sido matrícula de honor en Caspe y en el resto de las Administraciones Públicas.

Afortunadamente, a mí no me ha hecho falta otra cosa que dedicarme a formarme, estudiar y trabajar, como ocurre con la mayoría de la gente decente y honrada que ha conseguido un puesto de trabajo tras un proceso selectivo y público.

Y una reflexión: en nombre de la libertad, que menciona, se han cometido muchos más crímenes que en nombre del diablo.

Álvaro M. Clavero Cebrián

    Imprimir       Email

3 Commentarios

  1. Maria dice:

    que les has hecho a la casta para que te cojan tanta mania?

  2. Esmeralda dice:

    Todo lo que se vincule con el CPC, aunque sea cultural, lo van a llevar a la hoguera
    como hacía Torquemada con la caza de brujas y autores que no comulgaban con la
    ortodoxia de esa casta.
    Les has dado una lección de saber estar y de como se consigue un puesto de trabajo sin necesitar “padrinos”.
    La casta sabe mucho de como hacer clientelismo y les joroba enormemente que haya gente libre y demócrata.
    ¡No rebles! Todos los caspolinos recordamos como estuvo enchufada la hija de un político del PSOE en la OCA durante muchos años. Ese Lallana se calló como un puta igual que sus “amigos” del Agitador.

  3. Unodelcierzo dice:

    Dices..”…Seguro que si os miráis en el espejo y empezáis reconociendo vuestros errores, fallos e imperfecciones,…”. Y dices bien pero esos solo se miran en el espejo para preguntar “¿quién más guapo que yo…?”. Como, por lógica, el espejo les responderá “pues muchos, muchos…”… ¡se llevan cada cabreo…!.
    Pero el mundo es así… y alguien ya dijo que el mayor pecado capital de los españoles es el de la envidia… y esta no es envidia sana: es retrógrada, servilista, etc. etc.
    Tranquilo… que veo van a por ti pero tienes suficientes “lo que hay que tener” para aguantar las embestidas. ¡Ahí te las den todas!.
    Se podría haber puesto el “Curriculum Vitae” tuyo y el de Alberto… y así hubiéramos podido “comparar” más y mejor…. no sea que se quede en “contemplador de vientos” (y en Aragón tenemos… viento, mucho viento).
    Un saludo a ti y a los tuyos.

Gracias por elegirnos

  • ElGuadalope.Radio.(G180)

    logoElGuadalope.Es

    Con +2 millones de consultas

    ® T.N.C. 290.177

    www.elguadalope.es

    ©1917 ® 2009 EL GUADALOPE

    Con nuevos retos...

    EuroGlobalMedia
    WhatsApp
    Pincha y escucha... ElGuadalope.Radio.(G180)

    Actualidad, entrevistas, plenos y música 24h. 

  • Opinión lectores

  • Hemeroteca

Te podría gustar...

Susana Díaz, puro populismo y cutre demagogia

Leer Más →