Cargando...
Estás aquí:  Portada  >  Hemeroteca  >  Artículo actual

Elecciones generales. Porqué Votaré en blanco

   /  07/07/2015  /  Comentar

    Imprimir       Email

José-Tomás Cruz VarelaA cinco meses escasos de la celebración de las próximas elecciones generales, y por primera vez, tengo totalmente clara cual será la orientación de mi voto. En esta ocasión y sin el menor atisbo de duda ni remordimiento ¡¡votaré en blanco!!. Podría hacer uso de la abstención para eludir el compromiso o utilizar el voto nulo, pero en el primer supuesto podría interpretarse como desidia y en el segundo, una falta de respeto a la norma que tampoco estimo correcto.

Tal irreversible decisión, a medida que transcurren los días, me proporciona la grata sensación de estar obrando acertadamente. No tengo por costumbre, tras haber participado en múltiples comicios, preguntarle a nadie a quien votó, como igualmente eludo el ser interrogado en ese sentido, y más aún, cuando el curioso cretino de turno, pretende que le justifique porque voté a fulano o mengano. Si es voto es secreto ¿a que viene semejante indiscreción?.

No obstante, en la votación de noviembre y sin la menor intención de convencer a nadie, si siento el deseo de explicar y razonar los motivos que me inducen a proceder de tal guisa. Podría confeccionar una larga lista con mis discrepancias pero no ha lugar en este momento, sintiéndome satisfecho exponiendo tan solo tres argumento. Desde siempre, la propia ciencia política como los que la ejercen profesionalmente, han despertado en mi una especial curiosidad. Tanto es así que tras haber dedicado miles de horas a la lectura de programas, discursos, declaraciones, libros, artículos de prensa, entrevistas etc, y como no a escuchar y ver tertulias de debate, radiadas y televisadas, continúo sin entender el denuedo y la entrega que le dedican y la compensación recibida….

El primero de los motivos que justifica lo albo de mi meditado voto (joder que cursilada), es que en todas las formaciones y sin discriminación, más o menos ladina y sibilinamente, mienten, prometen y no cumplen, sino que además confunden y se desdicen. El secreto consiste en añadir a declaraciones y manifestaciones la mágica palabra “democracia” y asunto concluido.

Todo parece indicar una vez más, que el enfrentamiento se producirá entre la llamada derecha clásica representada por el Partido Popular y algo menos Ciudadanos, y la izquierda coordina por Podemos con la colaboración del el PSOE. IU y restantes formaciones afines. El Centro-Centro como tal es una entelequia que en política no existe, pero que los partidos añaden exprofeso a sus siglas, con la pretensión de aparentar moderación, de ahí que se autodefinan como formaciones de centro-derecha y centro-izquierda respectivamente.

En segundo caso manifiesto mi total discrepancia con  los argumentos y estrategias que están empleando tanto el PP como Podemos. No me convencen en absoluto y rezuman demagogia por todos los poros. Veamos, en el caso de los populares, nuevamente se decantan por el empleo del miedo y la resignación, unido al milagro de la macroeconomía, como crecemos y lo bien que nos va (refiriéndose lógicamente a los de siempre), y en la oposición, los podemitas, con su cansino discurso basado en el rencor, resentimiento y la utopía. Aderezando en ambos casos sus proclamas con mil y una falacias para que los respectivos votantes no se equivoquen al elegir la papeleta de votación. En el fondo, los cuentos tramposos y muletillas continúan siendo los mismos. Mientras unos siguen dando la matraca con temores y oscuros peligros, los otros contestan con el insufrible populismo de la felicidad y que no falte de nada. Arriesgado argumento de consecuencias insospechadas.

Por último y en tercer lugar sobre mi inclinación al voto en blanco, pasa por una serie de cuestiones o preguntas, cuya contestación por parte de los políticos no convencen a nadie o a muy pocos. Por ejemplo, la mayoría de los altos dirigentes, desde el Presidente del Gobierno, ministros y dirigentes del partido, hasta el último edil de La Almunia de Doña Godina o Villanueva del Trabuco, con independencia de la formación en que militen, indefectiblemente se declaran denodados trabajadores por y para los ciudadanos, ¿es que esperan que alguien a estas alturas se crea semejante mamarrachada?. Su gran preocupación y ocupación desde que tocan poder, pisan moqueta, las secretarias les tratan de usted, y sus micciones son pura colonia, consiste en procurar satisfacción a su propio ego. El resto ya lo conocemos porque nos lo cuentan los medios a diario.

Al margen de lo expuesto en el párrafo anterior, existe otra cuestión que me intriga sobremanera consistente en averiguar que le induce a un alto dirigente político a ejercer de tal ¿La ambición de poder? ¿Deseo de reconocimiento público? ¿Los signos externos de su autoridad? Sorprende que siendo los sueldos declarados por nuestros gobernantes muy inferiores a los percibidos por sus colegas de los países de la U.E. se maten por ser incluidos en una lista electoral, cuando comparativamente con las percepciones de los directivos de empresas privadas son ridículos.

Son muchas la veces en las cuales se vota a un partido y no precisamente por sus excelencias y desafortunada gestión sino para que no prosperen las siglas de la oposición. Concretamente algo similar sucede con los votantes del PP que deploran la corrupción congénita en su formación pero continuarán apoyándolo con tal restarle  votos a los demás. Tras el fracaso del 24-M cantidad de cargos del PP que no podrán ser recolocados en el partido y muchos de ellos, familiares y enchufados con cierta edad y escasa preparación para los cuales encontrar trabajo no será tarea fácil, pasarán a percibir el seguro de desempleo y a militar en el ejercito del paro.

Hasta ahora, en el momento de reflexionar y ejercer mi derecho al voto, siempre terminaba otorgándoselo al menos malo entre las distintas candidaturas, si bien, tal acto de magnanimidad a tocado a su fin ¡¡Que se lo ganen!!. Y ya puestos a recortar, a partir del 2015, mientras no se modifique la actual Ley Electoral, desaparezcan las listas cerradas, se despolitice totalmente la política y se firme un pacto nacional anticorrupción, continuaré votando en blanco…¡¡Tiempo al tiempo!!.

José-Tomás Cruz Varela

    Imprimir       Email

Gracias por elegirnos

  • ElGuadalope.Radio.(G180)

    logoElGuadalope.Es

    Con +2 millones de consultas

    ® T.N.C. 290.177

    www.elguadalope.es

    ©1917 ® 2009 EL GUADALOPE

    Con nuevos retos...

    EuroGlobalMedia
    WhatsApp
    Pincha y escucha... ElGuadalope.Radio.(G180)

    Actualidad, entrevistas, plenos y música 24h. 

  • Opinión lectores

  • Hemeroteca

Te podría gustar...

Susana Díaz, puro populismo y cutre demagogia

Leer Más →