Cargando...
Estás aquí:  Portada  >  Hemeroteca  >  Artículo actual

Iglesias y Rivera, un debate entre el remedo y la parodia

   /  27/10/2015  /  Comentar

    Imprimir       Email

Dificilmente los televidentes podamos disfrutar de un segundo espectáculo dotado de la calidad, delicadeza e ingenio con que nos regalaron el pasado domingo los líderes de los partidos llamados emergentes, Ciudadanos y Podemos en La Sexta TV. De principio a fin y bajo la coordinación de Jordi Évole, todo fue un derroche de creatividad y elocuencia desplegada por ambos contendientes. Su innegable personalidad y aplastantes argumentos provocó que la audiencia vibrase con sus respectivas exposiciones, que en lugar de contradecirse, en todo momento dio la impresión de complementarse, nada que ver con los insultos y descalificaciones que nos regalan los dirigentes de otras formaciones políticas. En definitiva, una auténtica lección de erudición y riqueza de vocabulario que los ciudadanos agradecieron.

Por su parte, el ágil periodista Évole, con una osadía picantona y cargada de improvisación, les preguntó si a lo largo de sus vidas habían pagado algo “en negro”. El momento fue trepidante por lo violento de la interpelación, pero Alberto y Pablo tras cruzar miradas de camaradería, contestaron que quizá en alguna ocasión sucediese algo parecido pero sin concretar nada e insistiendo que en cualquier caso, la travesura sería de un importe mínimo pero sin recordar fechas ni cuantía y sorprendiendo a propios y extraños por la naturalidad de su respuesta.

Nuevamente, el incisivo y mordaz Évole aunque en esta ocasión con más recato, evitó inquirir sobre sus respectivos sueldos, y conste que este tema tampoco estaba pactado, pero Pablo y Alberto, para evitar el generar posibles dudas, al unísono respondieron que no controlaban ni se preocupaban por el saldo de sus cuentas corrientes. Hasta ahora siempre habíamos creido que tal licencia solo los ricos se la permitían, y ahora, por mor de la sinceridad de Alberto y Pablo descubrimos que estamos en un tremendo error.

Obviamente, los lectores se habrán percatado de que toda coincidencia entre los descrito en los tres primeros párrafos y lo ocurrido en realidad es mera coincidencia. Es decir, que se trata de una parodia con algo de burla, o si uestedes lo prefieren un vulgar remedo o pelín grotesco que vienen a significar lo mismo. De ahí que llamase la atención que cierto periodico de amplia difusión nacional le otorgase a este simulacro de debate el calificativo de “duelo” por el mero hecho de haber sido seguido por más de cinco millones de espectadores.

Hablando en propiedad, para empezar, lo visto no fue un debate al no respetarse las reglas exigidas para ser considerado como tal. Un debate político televisado debe ser emitido en riguroso directo para que el mensaje llegue a la audiencia en tiempo real, y lo presenciado fue un simple programa gravado previamente y punto. Otra historia distinta es que la mencionada cadena desee fomentar los debates televisivos como negocio lo que es lícito, por entender que son positivos para la gobernabilidad del país.

En lineas generales,la mayoría de los medios se decantaron por otorgarle a Rivera el haber salido triunfador en el envite, en detrimento de Iglesias que últimaente aparece bastante apagado en sus apariciones públicas. Los sondeos de opinión sobre Podemos son adversos y la caída en intención de voto se está acentuando mucho más de lo que esperaba su líder. Para otros dirigentes del partido, el desencanto de Iglesias lo achacan al cansancio e ir comprobando que las cosas no están saliendo como el esperaba. Lo que si quedó bastante claro es que en los cáculos de ambos contendientes no entraba meter la pata ni mostrar agresividad, de ahí el encorsetamiendo demostrado.

Ninguno de los dos líderes ofrecieron ni una sola novedad ni medidas eficaces para resolver nuestros múltiples problemas socio-económicos. Sería muy interesante que se celebrase un segundo debate en las mismas condiciones demostrándose muy posiblemente que en lugar de ser presenciado por cinco millones difícilmente alcanzase a los 50.000 televidentes.

Los españoles en general auspician la celebración de debates con la participación de los cuatro partidos que decidirán el Gobierno de la Nación, pero siempre con el rigor y la seriedad demandada por la ciudadanía y respetando el fundamento democrático de los mismos. Las tentaciones de manipulación son grandes, pero a estas alturas y con lo que nos jugamos en estas elecciones generales sería una temeridad..¡¡Tiempo al tiempo!!

José-Tomás Cruz Varela

    Imprimir       Email

Gracias por elegirnos

  • ElGuadalope.Radio.(G180)

    logoElGuadalope.Es

    Con +2 millones de consultas

    ® T.N.C. 290.177

    www.elguadalope.es

    ©1917 ® 2009 EL GUADALOPE

    Con nuevos retos...

    EuroGlobalMedia
    WhatsApp
    Pincha y escucha... ElGuadalope.Radio.(G180)

    Actualidad, entrevistas, plenos y música 24h. 

  • Opinión lectores

  • Hemeroteca

Te podría gustar...

Un detenido e investigadas a otras tres personas por cultivo de marihuana en Caspe

Leer Más →